lunes, 20 de mayo de 2013

De Antuco a Chos Malal



El recorrido por un paso poco frecuente lo tenía en mente hace mucho tiempo. Este año (2013) se dio la oportunidad de poder cruzar hacia Argentina. Tuve la suerte de estar en el Salto del Laja cercano a la ciudad de Los Ángeles, esta última une la localidad de Antuco y el  Paso Fronterizo de Pichachen con la Provincia Argentina de Neuquén. Así que aprovechando la corta distancia que estaba de Los Ángeles, decidí viajar a Chos Malal en el mes de enero por este paso poco transitado y conocido.

La ciudad o pueblo más cercano a la frontera Argentina es Chos Malal y un poco más al norte el pueblo minero de Andacollo a orillas del rio Neuquén.

 

Recorrido
El inicio es en Los Ángeles a la altura del kilómetros 510, avenida Las Industrias cruce con avenida Alemania hacia el Oriente. En la intersección con el Camino El Carmen pasa a denominarse Ruta Q-45.

Ruta pavimentada que nos lleva a través de numerosos pueblos y villas como El Retamo, Chacayal, Rucue, hasta llegar al pueblo de Antuco. En este lugar, ultimo centro poblado, aproveche de almorzar, revisar la carga y así poder continuar hacia la frontera. En el sector del Abanico, donde se encuentra la central hidroeléctrica, se termina el pavimento, ingresando de lleno a un camino de tierra y ripio.

 

El sector se va encajonando lentamente entre bosques y cipreses en el Parque Nacional Laguna del Laja. Ya en las cercanías de la laguna, nos encontramos con una gran cantidad de cabañas en los faldeos de las canchas de esquí Antuco.


 

 
Bordeando la laguna y aproximadamente a unos 2.300 metros, nos encontramos con un memorial dedicado a los jóvenes soldados que murieron el 18 de mayo de 2005, en una travesía entre el refugio militar Los Barros y el Centro de Esquí Antuco, todo esto bajo una fuerte tormenta de nieve. Algunos pudieron llegar al refugio abandonado  La Cortina, el resto falleció de hipotermia en el camino, total: 44 jóvenes recién ingresados al ejército y un sargento fueron las víctimas.



 

Esta zona del camino se hace prácticamente entre arena y rocas negras producto de las innumerables erupciones del volcán Antuco el cual se va bordeando por espacio de unos 18 kilómetros hasta el refugio militar. A unos 1.500 metros nos encontramos con el Complejo Aduanero Los Barros en donde se hace el control antes de salir del país rumbo a la Argentina.


 

El camino de aquí hacia adelante cambia su fisonomía de negro a claro, bastante polvo suelto y el típico piso tipo “calamina” todo esto por Sierra Velluda, hasta el estero Trapa Trapa que no cuenta con un puente y hay que hacerlo por el badén, que por ser verano (febrero) no traía mucha agua así que el paso es sin dificultad.


 
Desde el Complejo Aduanero y hasta unos 18 kilómetros, el camino es amplio y sin grandes desniveles, con una altura promedio de 1.400 msnm, pero acercándose al limite fronterizo, se inicia un ascenso hasta la cima ubicada aproximadamente a  2.060 msnm. Espectacular, no por el camino que es tierra y ripio sino que la inmensidad del panorama que se abre ante nuestros ojos a esa altura.
 


Fotografía de Panoramio Propiedad Raulrojasr
Pasada la emoción de estar en la frontera, se inicia el descenso ahora por la Ruta 6 en dirección a Chos Malal, y cuyo destino se veía muy lejano en ese momento.

 
 

Bajando de la frontera por la ruta 6

Por esta ruta se inicia un descenso con un par de curvas y descenso no muy abrupto. Encontramos zonas cubiertas de ceniza volcánica, tierra amarillenta, cantidad de arbustos para posteriormente encontrar varios bosques de lenga. Se avanza entre medio de un cajón, en dirección Este, cruzando un pequeño puente, el camino sigue casi paralelo al río Reñil Reuvú.

Unos metros más adelante viene la primera sorpresa del viaje, el camino cerrado con un portón. Donde se había errado la dirección ya que no se  encontró hasta ahí ningún cruce o desvío. La única posibilidad era dirigirse a una casa cercana para consultar la dirección a seguir. Entramos a una explanada frente a una típica casa de adobes. Una señora lavando en una artesa de madera nos saludo amablemente. La pregunta después del saludo fue saber cuál era el camino para seguir a Chos Malal. La respuesta fue: “Deben cruzar el portón para seguir su camino y después dejarlo cerrado para que no se arranquen los animales”. Se agradeció la respuesta y mientras nos retirábamos de la casa pude notar en el suelo la gran cantidad de huellas de neumáticos marcados en ese lugar, no era el único.

 

Después de esto seguimos avanzando por el Cajón en dirección a la Aduana Argentina.

El camino que más parece sendero, pero si apto para circular, nos llevo por varios kilómetros cubiertos de lengas, zonas de veranadas con animales pastando, otros cercos con puertas, pero esta vez abiertas nos hicieron pensar que andábamos por el interior de un fundo recorriendo un largo callejón interior.

A unos 10 o 12  kilómetros nos encontramos con una barrera en medio de la nada. Era la Aduana y el puesto de Gendarmería Nacional, Grupo Pichachen.

 
 
Fuimos recibidos por una Gendarme que nos viso los documentos. Nos pregunto  por las condiciones del camino ya que el día anterior no había pasado ningún turista desde Chile y ese día éramos el tercer vehículo en hacerlo. De ahí pasamos a un conteiner que hacía de Aduana. Después del control previo, realizo la misma consulta sobre el camino y si había algún rodado o algo así. Nuestra respuesta fue negativa. Lo único eso sí, que nos hizo vaciar un bidón completo en el estanque del vehículo ya que según las ordenanzas argentinas, está prohibido el transporte de combustible en otros medios de movilización, en este caso un SUV, y a pesar de ser un envase que cumplía las normas, nos manifestó que solo podían hacerlo las camionetas abiertas y aunque por ser una zona desértica se podía justificar su traslado, no quedo más remedio que vaciarlo a pesar de que habíamos consumido menos de medio estanque desde Chile.

Después de este traspié, se continúo el viaje a través de la pampa cordillerana por espacio de 25 largos kilómetros, sin encontrar un alma, ni siquiera un humilde ñandú, llegamos a un puente en donde se unen la ruta 6 con la ruta 57. Pensando que el camino por el Cholar era demasiado largo, tome la decisión de irme a Andacollo y de ahí tomar la R. N. 40 hacia Chos Malal. La señaletica en este lugar me indicaba que hasta Andacollo me restaban 39 kilómetros y al Paso Internacional Pichachen 45 kilómetros. Distancia no menor sobre todo por estos caminos.


 

Cruce de puente y en dirección a Guañacos distante 13 kilómetros por la Ruta 57. Una vez llegado a lo alto (1.200 msnm), el camino es casi recto con poca vegetación alta solo arbustos y hierbas cordilleranas. Más adelante cruce sobre el río Nahueve (pesca mosca) y ya podemos divisar a lo lejos el pueblito minero de Andacollo. A escasos 5 kilómetros del punto, el camino va serpenteando a orillas del rio Neuquén hasta alcanzar el puente de un solo carril e ingresar al pueblo de Andacollo.

Río Neuquén cerca de Andacollo

Puente entrada Andacollo
 

ANDACOLLO

La localidad de Andacollo, cabecera del Departamento de Minas, se encuentra ubicada en la zona norte de la provincia de Neuquén, a 460 kilómetros de la homónima ciudad capital. Con una altura de 1113 metros sobre el nivel del mar, se puede llegar a esta población utilizando la Ruta Provincial Nº 43, que la une con la ciudad de Chos Malal. Está emplazada sobre la margen izquierda del río Neuquén, en un hermoso valle desde donde se contempla la Cordillera del Viento en toda su magnitud.

Monumento a la Libertad y a los Mineros
Su nombre tiene su origen en la combinación de dos vocablos en lengua quichua y aymará, y significa “que brilla en lo alto”. Conocido originalmente como Cañada del Durazno, la historia del pueblo está relacionada con la búsqueda de oro en la zona, siendo sus primeros pobladores (después de los indígenas mapuches) un grupo de pioneros chilenos llegados en 1890 en busca del precioso metal. En homenaje a estos mineros el pueblo es rebautizado con el nombre de su lugar de origen: Andacollo.

 

 En la actualidad, Andacollo es un pueblo tranquilo, dedicado principalmente a la forestación y a la minería. Sus visitantes encontrarán información turística, alojamiento, estaciones de servicio, un camping municipal, hospital y un balneario natural sobre el río Nahueve con buena pesca de truchas. Se puede visitar además la capilla de Nuestra Señora del Rosario, la Feria del Artesano y el Productor, el Anfiteatro, el Mirador Cerro de la Cruz, el Cañadón de los Pirquineros y realizar trekkings y cabalgatas.

El clima es de tipo templado-frío y semiárido, con una estación húmeda invernal y seca en verano, con una temperatura media anual de 13 grados Celsius.
 
Un pequeño recorrido por el pueblo y a tomar nuevamente la Ruta RP. 43. Decidí tomar este camino ya que por información recopilada de páginas Argentinas, mencionaban que la ruta estaba pavimentada de Andacollo hacia Chos Malal, lo que no es efectivo ya que el pavimento comienza cerca de Milla Michico a unos 15 kilómetros al Sur. Una vez entrado al pavimento el camino se hace más rápido y la meta esa tarde era pernoctar en Chos Malal.

 

CHOS MALAL

La localidad de Chos Malal es la cabecera del departamento homónimo ubicado al norte de la Provincia de Neuquén, en el valle que forman los ríos Curi Leuvú y Neuquén. Actualmente cuenta con una población estimada en 13.500 habitantes.

 
Chos Malal se encuentra ubicada sobre la Ruta Nacional Nº 40, a 100 km del límite con la Provincia de Mendoza, 385 km de la ciudad de Neuquén y a 55 km, por la recientemente asfaltada Ruta Provincial 43, de Andacollo. Su nombre proviene de la lengua mapuche y significa "corral amarillo" o "valle amarillo" ( chos=amarillo y malal=corral, refugio o valle), denominación descriptiva por el acentuado color de los bosques de radales y maitenes durante los otoños en las zonas montañosas que la circundan.

Fue la primera capital de la provincia (para ese entonces territorio nacional), fundada el 4 de agosto de 1887 por el coronel Manuel José Olascoaga, hasta 1904, en que la sede de las autoridades provinciales fue trasladada a la ciudad de Neuquén.

Plaza Sarmiento
Restaurante y Hotel Don Costa


Después de buscar alojamiento en la ciudad, nos decidimos por el hotel Torreón ubicado en  25 de Mayo con Belgrano (PA$ 270). Craso error: habitaciones sin aire acondicionado, frente a la plaza San Martin, lugar de encuentro nocturno y un sinfín de carreras de motos con escape libre. Desayuno pobre para el valor. Desechamos Don Costa solo por un valor mayor en sus habitaciones.

Lugar equivocado para el sueño pero el cansancio del viaje pudo más y a eso de las 03 am por fin el sueño. Antes de eso una cena con un buen Malbec en el restaurante ubicado en General Paz con Urquiza.

En la mañana después del desayuno, embarcar las cosas y dar una pequeña vuelta por el centro de la ciudad ya que era día lunes y el comercio estaba funcionando.
Combustible en Servicentro YPF ubicado en General Paz con Bartolomé Mitre. 
 

Después para tomar la salida en dirección sur tomamos  por calle 25 de Mayo, avenida Don Bosco y empalme Ruta 40 rumbo a Las Lajas.


El camino hacia el pueblo de Las Lajas es plano sin grandes desniveles, poco movimiento exceptuando el cruce continuo de camiones con combustible, zona de cactus y arbustos. Naunauco, lugar ideal para geólogos aficionados que ponen su conocimiento en las formaciones geológicas que se divisan en los cerros. Frente al sector Huncal en los cerros lado este de la ruta 40 se pueden encontrar cavernas con estalactitas, afloramiento de yeso. Bajada del Agrio, otro pueblito a orillas del río Agrio.

Las Lajas. Museo Histórico

38 kilómetros más adelante entrada a Las Lajas. Un pequeño recorrido por el pueblo que no se logro concretar debido a que era la hora de almuerzo y el cierre del comercio se extiende hasta las 15 horas. Cuento corto, nos dirigimos al cruce de la ruta 40 con la 22, almorzar en el servicentro, cargar combustible para posteriormente dirigirnos al paso fronterizo Pino Hachado para nuestro regreso a Chile.
 
 

Este recorrido por lo menos en el lado chileno no lo recomiendan para vehículos bajos pero en realidad no es tan malo, por lo menos en verano que es cuando se abre para el uso. Es recomendado para vehículo SUV, 4X4, (aro de 15 hacia arriba), moto y bicicleta . En el lado argentino es para todo vehículo. La parte difícil entre comillas es en el sector de la laguna del Laja hasta la frontera. Varios vehículos en caravana pueden pernoctar por el camino ya que tienen agua en todo el trayecto para cocinar y bañarse. No hay restricciones de estacionamiento ya que es pampa, excelente para un raid motorizado con alojamiento en carpa.

 

DOCUMENTACION

El seguro MERCOSUR se puede comprar en las grandes tiendas ubicadas en Los Ángeles. El ingreso de vehículos puede sacarse por Internet en la página de www.aduana.cl

Tarjeta Única Migratoria (TUM), solo Chile y Argentina vía terrestre www.policia.cl  pinchar extranjería posterior documentos y seguir las instrucciones.

Control del SAG se hace en el mismo complejo Aduanero.

 

RN 40 entre Chos Malal y Las Lajas

video
 

jueves, 16 de mayo de 2013

Pisquera Los Nichos

Visita en un recorrido al Valle del Elqui.

En esta zona podemos admirar el paisaje del valle del rio Elqui que avanza desde la cordillera al mar entre cajones con grandes montañas y en donde se instalan varios observatorios internacionales.

DESCRIPCION
El Valle de Elqui, ubicado a 500 kilómetros de Santiago, conforma la frontera norte de las regiones vinícolas de Chile. Aquí las condiciones climáticas para el cultivo de uvas son excelentes: Un valle bien ventilado y seco, ya que las precipitaciones anuales llegan solo a los 130 mm. Además cuenta con un sistema de riego integrado (grandes estanques de agua conectados entre sí por canales) y suelos pesados, ricos en nutrientes y capaces de almacenar agua. Todo esto permite la cosecha de uvas maduras y dulces, a partir de las cuales se produce el pisco. Las cepas que más se cultivan en esta zona son cabernet sauvignon, merlot, carmenère y chardonnay, además de algunas hectáreas dedicadas al syrah.

Luego de esta pequeña reseña damos paso al tema indicado en titulares, visita a la Pisquera Los Nichos.

En un viaje de los tantos realizados a La Serena, y luego de haber visto por televisión sobre esta Pisquera, apareció el bichito de curiosidad que no es menos en mi y decidí realizar una visita al lugar apenas arribara a la Cuarta Región.

 

RECORRIDO

Saliendo de la ciudad de La Serena por la avenida Amunategui (costado terminal de Buses), se avanza hacia el Oriente. Al final de la avenida hay una rotonda señalizada. Avanzar a la izquierda por Juan Cisternas y en aproximadamente 400 metros tomar la avenida Dieciocho de Septiembre la que corre a un costado del Parque Coli por una leve pendiente.

Posteriormente se une a la ruta 41 en el sector del Aeropuerto La Florida.
Esta es la ruta mas directa para viajar hacia el interior. Cualquier calle que sea perpendicular con esta avenida y se conecte a ella nos da la seguridad de que vamos por el camino correcto. Para el regreso es la misma excepto que una vez pasado el aeropuerto, ésta se bifurca a la derecha pasando a llamarse avenida Colo Colo.
 
El camino por la ruta 41 es bien interesante ya que abundan varios pueblitos pintorescos que se pueden visitar, como además poder comprar algunos productos de la zona como papayas, conservas, quesos de cabra, etc.  

Pasado el sector Los Molles y a unos 10 kilómetros, nos encontramos con el tranque Puclaro en donde se destaca a cierta distancia el paredón principal. Hay un desvío y paso bajo nivel por si se interesa en visitar el lugar. A la entrada hay unos pequeños kioscos que venden productos alimenticios, también algo de artesanía. Se cobra (¿?) entrada. Se puede recorrer toda la extensión del paredón por su parte superior y observar por un lado el lago y por otro el cajón de río Elqui.
Existe en el sector una escultura de un diapasón metálico llamado "Imágenes Eólicas del Elqui",  de Mario Arenas Navarrete, que genera sonidos musicales por la acción del viento.

El lago artificial formado abarca en línea recta casi los 5 kilómetros desde el murallón hasta el inicio frente a Gualliguaica. Se practica principalmente deporte de vela aprovechando las fuertes brisas que se generan entre el cajón sobre todo después del mediodía.

Paredón del Embalse Puclaro
  
Túnel Puclaro

 Se avanza hacia el interior cruzando el túnel inmediatamente al lado del embalse, su formato es casi ovoide no redondo en su parte media, este tipo de ensanchamiento especial se realizo para que pudieran pasar los camiones con los espejos del telescopio de Cerro Tololo.

El transito en esta zona es un poco más lento debido a las innumerables curvas que serpentean el lago artificial. Una vez dejando este sector, a unos 9 kilómetros aparece la ciudad de Vicuña. Esta ciudad histórica y turística por excelencia, no es la cuna de Gabriela Mistral, sino que es en donde estudio y trabajo, ya que la poetisa nació en el pueblo cercano de Montegrande y es donde pidió ser sepultada. Hay un par de museos: el dedicado a Gabriela Mistral y el Museo Entomológico frente a la plaza de armas.
De esta ciudad salen los tours nocturnos al Observatorio Astronómico del Cerro Mamalluca.
 
A Vicuña lo unen dos puentes que cruzan el rio Elqui. El primero al poniente, es el puente antiguo y al oriente el puente nuevo que sigue la ruta 41. Antes de cruzar este ultimo puente hay una bifurcación  hacia la ruta D-357 que lleva a la Planta Capel.

Este segundo puente hace de by pass evitando la entrada a la ciudad lo que agiliza el viaje hacia el interior, avanzando ahora por la ribera norte del rio. En el sector de Peralillo, nuevo cruce de puente ahora por la ribera sur hacia Diaguitas. Aquí el camino avanza pegado a los cerros o Cordillera del Porongo hasta el sector de Rivadavia en donde encontramos el cruce con la ruta D-485 a Paihuano.

 

Aquí se entra al valle Tres Cruces al cual siguen llamando Valle del Elqui a pesar que es regado por el rio Claro y no Elqui, bueno pero así es el turismo.

 

Grandes viñedos acompañan la entrada por esta ruta hasta llegar al primer poblado que es Paihuano. En calle Balmaceda podemos tomar a la izquierda (viniendo de Vicuña) la ruta D-495 que nos lleva al Valle o Quebrada  de Paihuano.

 
                                                              Entrada a Paihuano

                                                     Municipalidad de Paihuano

Una vez dejado atrás Paihuano en dirección al interior, en Chañar Blanco, podemos divisar en el cerro frente al camino, una imponente plantación de paltos en forma triangular. Todo este trayecto de entrada por un camino que bordea los cerros y con el valle de parronales en el bajo.

 

Otros 8 a 9 kilómetros y estamos en el pueblo de Montegrande, cuna y tumba de Gabriela Mistral.
Encontramos en este pueblo la casa, escuela y correo donde trascurrió parte de la niñez de la poetisa. Se encuentra  a media cuadra antes de la plaza y de la iglesia. Pasando la plaza se encuentra la Planta Pisquera Artesanos de Cochiguaz.

Plaza e Iglesia en Montegrande

Más al interior, pueblo Pisco Elqui, con sus casas antiguas y multicolores, lleno de turistas que vienen por el misticismo del Valle. Tiendas que venden de todo lo esotérico, cuya mayoría no son vecinos del sector sino que comerciantes llegados de otras partes del país e incluso extranjeros que encontraron en el lugar su propia “Meca” para los negocios. Frente a la plaza  esta la Sala de ventas de la Planta Pisco Mistral. También al igual que en Vicuña puede disfrutar de los helados con sabor a pisco sour, harina tostada, canela y el mejor según mi gusto el de cactus de copao. 


calles de Pisco Elqui
 
Avanzando por el pueblo hasta la plaza de armas, se gira a la derecha por calle Centenario hasta conectar nuevamente con la ruta D-485. Giro a la izquierda y después de aproximadamente 4 kilómetros llegamos por fin a…

...giro a la derecha en la plaza...
 


PISQUERA LOS NICHOS

HISTORIA
Fundo Los Nichos, la Pisquera activa más antigua de Chile, es una bodega artesanal donde se elabora agua ardiente, pisco y vinos dulces.
 
En 1868, don José Dolores Rodríguez  Callejas (1842-1904) decide construir una original cava, en el corazón del valle de Elqui, para establecer su bodega y destilería productora de aguardiente, piscos y vinos generosos. Casado en 1867con Griselda Rodríguez Cortes tuvo 12 hijos.

fotografía propiedad de la familia

A la muerte de don José Dolores, en 1904, la señora Griselda y sus hijos continuaron el trabajo de la bodega, la que posteriormente arrendaron por unos años a don Luis Honorio Peralta Gonzalez, agricultor y productor de Piscos. Produjo el pisco que llevo su nombre y vino dulce, con el nombre de Viña Las Rosas.

 
 
Rigoberto Rodríguez Rodríguez nacido en 1879, retomo la bodega y además construyo el Canal Retiro o Pabellón, para cultivar sus viñas en los faldeos más fértiles y asoleados y, para resguardar los mostos, socavo las entrañas de la tierra horadando en las paredes de la cava familiar pequeñas cavidades en forma de nichos mortuorios, donde coloco las botellas de diferentes cosechas.



La preocupación por la calidad de los productos, elaboración y comercialización, siempre estuvo acompañada de su alma de poeta para publicitar sus piscos y vinos.
 
“Los dioses del Olimpo, solo el néctar consumieron,
Los Piscos y los Vinos de Elqui, por su mal no conocieron.
Todavía serian inmortales, si libar ellos consiguen
Los afamados productos de Rigoberto Rodríguez”.

A la entrada de su bodega don Rigoberto, parodiando el ingreso al Cementerio General de Santiago de Chile, coloco la siguiente inscripción que demuestra su hospitalidad y su fina ironía.
 
“Ancha es la puerta, pasajero avanza
Que ante botellas y pipas advierte
Que la mona es seguro que te agarra
De pisco, vino, chicha o aguardiente”

 Entre los amigos de don Rigoberto, se encontraban médicos, dentistas, almaceneros, vecinos comunes, familiares, el cura del pueblo. Los Nichos era visitado con frecuencia por Diputados, Intendente, Alcalde, Regidores (Concejales), autoridades amigos y visitantes.


calaveras gozando del buen vino y pisco
 
Los “Epitafios” de don Rigoberto fueron la huella, creados con fino humor y destacando las características de cada visitante a la cava.
Uno de los primeros en ganar esta distinción fue don Pedro Arturo Rodríguez y el lugar que se le asigno fue el único nicho que aún se conserva vacío, los versos en su nombre dicen así:
 
“A don Pedro Arturo Rodríguez
Este nicho fue cedido
Más por sus largos perniles
Y sus bigotes torcidos
Que cupiera fue imposible
Y el nicho quedo vacío”

 
Siete horas de camino separaban el lugar de la ciudad pero de igual forma fue visitado por gente de muchos lugares.
Don Gabriel González Videla, ex Presidente de la Republica, también se gano su epitafio en la bodega de Los Nichos cuando era diputado por la provincia de Coquimbo.
 
“Gabriel González Videla
Orador muy popular,
Representante genuino
De los borrachos elquinos,
 Al Congreso Nacional”

Su viuda, le pidió a la familia que reemplazaran la palabra borrachos que sonaba muy feo, por la palabra bohemios y así se conserva en la actualidad.

El propio don Rigoberto se hizo merecedor de un epitafio que le dedico su sobrino, Gastón Gertosio R y que fue colocado en el, lugar destacado de la bodega después de su muerte y que dice así:

Fue don Manuel Rigoberto, de estos nichos hacedor
Y enterró a muchos vecinos de este valle productor.
Murió por fin de la cura más madre que se pego
Y llego a la sepultura sin saber quién era Dios,
Por eso que este en el cielo como un castigo de nota,
De sus vinos exquisitos no le da probar ni gota.

En la tercera generación, Sara Elena, hija de don Rigoberto y casada con don Ernesto Munizaga Pérez de Arce, mantuvo viva la producción de Pisco y Vino Néctar.

Don Ernesto siguió con la tradición de su suegro, reuniéndose en la cava alrededor de la mesa de tres patas con las iniciales R.R.R., situada en el recinto principal y bebiendo una combinación de pisco con vino generoso que denomino Ensueño Azul.

Esta historia es más larga y la he resumido para darla conocer. En las visitas guiadas en el fundo se cuenta parte de este relato, conocerá los lugares de producción, la cava y su historia entre nichos llenos de botellas, epitafios, calaveras pintadas y una estatua de afrodita obsequiada dicen por don Gabriel González Videla.

También se destilo el pisco conocido como “TRES ERRES”, marca que fue vendida a la Pisquera Control con planta en La serena.




TOUR POR LA PLANTA
 

Hay tour guiados cada media o una hora, dependiendo del publico que llegue al lugar. Se cancela una entrada al optar a este paseo interior, sino es así, se puede adquirir el producto en un mesón ubicado en el exterior del edificio central.
 

 
Se inicia el recorrido en el patio principal  para luego dirigirse a la zona donde se recepciona la uva para ser posteriormente procesada. Aquí hay toda una explicación.
Después se pueden apreciar las barricas en donde se mantiene el licor, que como se sabe al principio es solo vino.


sector recepción de la uva


zona de barricas

A continuación se visita la zona donde están ubicados los alambiques. Estos son los encargados por medio de evaporación, de separar el alcohol del vino. Los guías exponen este proceso.
Posteriormente se puede pasar a la zona de embotellado, si es que está disponible, o simplemente se salta este paso para entrar directamente a la Cava ubicada prácticamente bajo la casa.
Esta es la zona es donde se habla de la historia de la Pisquera, cuando empezó a funcionar, los propietarios y las anécdotas que pueden o no sean verdaderas pero resultan divertidas y entretenidas.



Al final del recorrido por las instalaciones, se da a degustar los diferentes productos que están a la venta siendo estos los siguientes:
 
ESPITITU DE ELQUI, Gran Pisco de 45°. Cepa: Moscatel de Alejandría.


 
ESPÍRITU DE ELQUI, Pisco Reservado de 40°. Cepa: Moscatel de Austria.


 
FUNDO LOS NICHOS, Pisco Reservado de 40°. Cepa: Pedro Jiménez


 FUNDO LOS NICHOS, Pisco Especial de 35°. Cepa: Pedro Jiménez.


 



   PATIO MUSEO




                                                     Antiguas maquinarias de producción vinícola


UBICACION GEOGRAFICA



Para mayor información visitar la pagina web: www.fundolosnichos.cl